¿Quiénes fueron los visigodos?

Los visigodos fueron un conjunto de pueblos de origen germánico cuyo nombre significa godos del oeste (Westgoten). Los expertos no están del todo de acuerdo, pero parece que lo más probable es que los visigodos estaban formados por varios pueblos que se unieron, como los tervingios, taifalos o dármatas. En España nos suenan bastante porque crearon un reino que duró unos cuantos siglos. Pero antes de que llegaran a la Península Ibérica estos “godos del oeste” tuvieron que pasar por unas cuantas calamidades.

Para los griegos y romanos los visigodos eran, como muchos otros, bárbaros o pueblos no civilizados. Pero, ¿sabes por qué? Parece ser que estos pueblos hablaban de tal manera que a los griegos antiguos les parecía oír poco más que parloteo, bla bla bla o bar bar bar, y de ahí a bárbaros.

¿Dónde vivían?

En primer lugar, los visigodos, como tantos otros pueblos germanos, vivían en las fronteras del inmenso Imperio Romano, más o menos en lo que hoy en día sería parte de Rumanía y Bulgaria. Allí vivían más o menos tranquilos hasta que los hunos, otro pueblo procedente del lejano oriente, decidieron entrar y ocupar las tierras de los visigodos. Los hunos eran en realidad nómadas, es decir, no cultivaban las tierras ni tenían ciudades, así que iban de un sitio a otro continuamente. Eran feroces jinetes arqueros y derrotaron y expulsaron a los visigodos.
Los hunos

Los visigodos y los romanos

Tras la derrota contra los hunos, los visigodos pidieron al emperador romano Valente formar parte del Imperio, trabajar sus tierras y entregar impuestos a cambio. El emperador aceptó, pero el pacto solo duró tres años (entre los años 375 y 378) ya que a los visigodos se les exigió mucho por su trabajo y decidieron enfrentarse a las legiones romanas, a las que vencieron en la batalla de Adrianópolis. Durante los años siguientes pasó un poco de todo, ya que tras la derrota romana, los visigodos volvieron a pactar e incluso se unieron a su ejército como tropas auxiliares, pero en otras ocasiones también se enfrentaron a ellos e incluso saquearon Roma en el año 410.

Los visigodos en las Galias

Hacia el año 418, visigodos y romanos vuelven a pactar, los visigodos podrían quedarse al sur de Francia a cambio de que expulsaran a otros pueblos que antes habían ocupado la actual España. Así que poco a poco, los visigodos expulsaron a los alanos, a los suevos (Galicia) y a los vándalos (Andalucía) que tuvieron que huir al norte de África. El Imperio Romano que había sobrevivido más de 1200 años se derrumba en el año 476 y pasa a manos de otros muchos pueblos, entre otros, los visigodos. En este momento empieza la EDAD MEDIA, un periodo de la historia que durará hasta 1492 cuando se descubre América.

Próximos Eventos

No hay próximos eventos en este momento.

Carrito

Los visigodos en Hispania

Desde la caída del Imperio Romano y hasta la llegada de los pueblos musulmanes (árabes y bereberes) en el año 711, los visigodos mantuvieron un reino que duró alrededor de los 300 años y cuya capital era Toledo.
Los visigodos no han pasado a la historia por ser grandes constructores o filósofos, pero es que en realidad, a la primera parte de la Edad Media se la considera como una época oscura, y es que, si comparamos con todas las cosas que hicieron los romanos, los visigodos y el resto de pueblos de esta época salen siempre perdiendo. Aun así, los visigodos construyeron pequeñas y sencillas iglesias, con escasa decoración. A la vista de los hallazgos  fueron grandes orfebres, y eran capaces de crear magníficas piezas como el Tesoro de Guarrazar, que se encuentra en el Museo de Arqueología Nacional o el de Torredonjimeno (Jaén) que se encuentra repartido en varios museos de España.

Si crees que a alguien más le puede interesar, por favor, compártelo

Shares
Shares
Share This