¿Quiénes fueron los mayas?

Los mayas fueron un pueblo que vivió en el centro de América, en territorios que hoy pertenecen a los países de México, Honduras y Guatemala. Su historia debe remontarse a hace más de 4000 años, cuando los primeros habitantes se asentaron en estas tierras, desarrollaron la agricultura y con el paso del tiempo fueron capaces de crear una civilización desarrollada con ciudades de piedra, escritura, y un sistema social y político complejo.

¿Cómo se organizaban los mayas?

Como en todas las civilizaciones, los mayas tenían un rey y una serie de gobernantes que tenían el control político y económico, lo que significa que gobernaban al pueblo y tenían riquezas, tierras e incluso esclavos. El rey además tenía un carácter divino, es decir, que era considerado como casi un dios, y se le asociaba al dios del maíz Yum Kaax, ya que para los mayas el ser humano fue formado a partir del maíz.

Además de los reyes, los militares, funcionarios y escribas eran las personas importantes en la sociedad maya. Por el contrario, y aunque eran la mayoría, los campesinos, artesanos, siervos o esclavos no tenían poder de ningún tipo.

¿Sabías que los mayas se deformaban el cráneo cuando eran bebés porque pensaban que tener la cabeza plana era símbolo de poder?

Los mayas y la guerra

Los mayas eran un pueblo acostumbrado a hacer la guerra. Luchaban contra sus vecinos para conseguir nuevas tierras para cultivar, para controlar las rutas comerciales o para capturar personas que luego convertían en esclavos. Como no conocían el metal, sus armas eran fabricadas con rocas, como los hadzab, que eran como espadas de madera con trozos de obsidiana incrustados, una roca de origen volcánica.

¡Cuando se enfrentaron a los españoles se encontraron en inferiores condiciones!

Próximos Eventos

No hay próximos eventos en este momento.

Carrito

El arte, la arquitectura y la escritura maya

A los mayas les encantaba el arte. Sus artesanos creaban bellas esculturas, pintaban magníficos murales sobre las paredes y de moldeaban preciosas figuras de cerámica. Utilizaban para ellos materiales caros y difíciles de encontrar, como el jade verde, una roca que los mayas asociaban con la creación, la vida y el poder. De hecho, la gran mayoría de las obras de arte maya representan a los poderosos, pero también a los dioses mayas. Los mayas fueron capaces de crear grandes templos de piedra en forma de pirámide que eran dedicados a los dioses, como la de Chichén Itzá, y también palacios que eran habitados por la élite maya. Sus avanzados conocimientos sobre la astronomía los aplicaron sobre la propia gran pirámide de Chichen Itzá, algo que todavía puede verse en los equinoccios de primavera y otoño (21 de marzo y 22 de septiembre), que es cuando los días son igual de largos que las noches, en el que el juego de luces permite ver como se crea una serpiente de luz desde la cima de la pirámide hasta la cabeza de la serpiente que se encuentra en la base de ésta.

Los mayas también tenían un sistema de escritura parecida a la de los egipcios, ya que usaban glifos, unos símbolos que pueden equivaler a palabras completas o a sílabas. Los mayas escribían sobre piedra, esculpiéndola, o pintándola sobre paredes, cerámicas o sobre un papel realizado con cortezas de árboles que se llama huun.

 

Los dioses mayas y la creación de la vida

Los mayas, como muchos otros pueblos antiguos eran politeístas, es decir, tenían muchos dioses. Algunos de sus dioses más importantes fueron Kukulkán (serpiente emplumada), el dios creador de la vida a partir del agua y, junto con Tepeu, el dios del cielo, fueron los creadores del planeta Tierra y de los animales.

El ser humano fue creado con la ayuda de otros dioses a partir del maíz, después de que lo intentaran primero con el barro y después con la madera.

Otro de los dioses importantes es Huracán. Os suena, ¿verdad? Huracán significa en maya el de una sola pierna y era el dios del fuego, del viento y como no, el de las tormentas.

La llegada de los españoles

El Almirante Cristóbal Colón descubrió América el 12 de Octubre de 1942, pero no fue hasta 1517 que los españoles llegaron, tras un naufragio, a tierras mayas. Desde ese momento y sobre todo tras la conquista del imperio azteca por Hernán Cortés en 1521, los españoles empiezan a conquistar las ciudades mayas y a exigir a sus habitantes grandes cantidades de oro, que era lo que los españoles principalmente buscaban en América.

Los mayas en esta época se encontraban divididos y habían perdido la fuerza que habían tenido. Además, los españoles trajeron enfermedades como la gripe o la viruela a la que los americanos no estaban preparados y que supuso la muerte de muchos de sus habitantes.

Los españoles terminaron definitivamente con la conquista maya en 1697, aunque afortunadamente todavía existen comunidades rurales que han mantenido viva la cultura maya y hablan su lengua.

Si crees que a alguien más le puede gustar este artículo, por favor, compártelo

Shares
Shares
Share This