¿Quiénes fueron los aztecas?

Los aztecas son en realidad un conjunto de pueblos aliados que tenían en común su idioma, el náhuatl. El imperio azteca, que ocupaba gran parte del centro del actual país de México y parte de Guatemala, estaba formado por los mexicas, fundadores de la ciudad de Tenochtitlán (actual ciudad de México), los acolhuas de Texcoco y los tepanecas de Tlacopan.

tenochtitlan

Representación de la ciudad de Tenochtitlán, capital del Imperio Azteca, construida sobre el lago Texcoco.

¿Cómo se organizaban los aztecas?

Del mismo modo que los mayas, no todos los aztecas eran iguales, ya que unos pocos gobernaban sobre la gran mayoría. El más importante de todos era el tlatoani, que significa “el que manda”, el rey de los aztecas, un cargo hereditario cuyo poder provenía directamente de los dioses. Pero no era el único que tenía poder y mandaba. El Cihuacoatl era el encargado de recaudar los impuestos y de los asuntos relacionados con los dioses. El Tlacochcálcatl era el jefe militar. Todas estas personas importantes eran los pipiltin, o lo que nosotros decimos, los nobles. El resto de aztecas eran macehuatlin (campesinos, artesanos o comerciantes) y los esclavos, que eran llamados tlatlacohtin. ¿Quién queréis ser vosotros? Yo, tlatoani!

Próximos Eventos

No hay próximos eventos en este momento.

Carrito

¿Cómo crearon un imperio?

Los aztecas crearon un gran imperio gracias a sus feroces guerreros y a la alianza entre estos tres pueblos, los mexicas, los tepanecas y los acolhuas. Dicen que la unión hace la fuerza, pero si además cuentas con guerreros jaguar, águila, otomís que se vestían como animales o los quachic, que se rapaban la cabeza y eran en realidad los guerreros de élite, los enemigos no pueden más que salir corriendo. Además, los comerciantes aztecas eran una especie de espías que cuando visitaban las posibles ciudades enemigas informaban a los jefes militares aztecas. De eso modo podían preparar mejor la conquista de nuevos territorios.

Ante tanto poder militar, muchos pueblos aceptaban pagar impuestos a los aztecas en vez de luchar contra éstos, así que en este caso el miedo favorecía que el imperio creciera. Además, cuando los aztecas guerreaban intentaban cazar a sus enemigos antes de matarlos, ya que de esa manera podían conseguir mano de obra barata, es decir, convertían a sus vecinos en esclavos. Esto será una desventaja cuando se enfrentaron a los españoles, ya que mientras los aztecas querían cazarlos, los españoles disparaban y lanzaban estocadas con sus espadas.

Guerreo azteca

Guerrero Jaguar

Los dioses aztecas

La sociedad azteca tenía muchos dioses. ¿Os acordáis de los dioses mayas? Pues los aztecas tenían los mismos dioses pero con otros nombres. ¡Es algo parecido a los dioses griegos y romanos! Por ejemplo, el dios Kukulkan maya era el dios Quetzalcoátl, representado como la serpiente emplumada y Tláloc, el dios de la lluvia y del agua en la tierra que para los mayas fue Chaak. Una excepción era el dios Huitzilopochtli, dios del sol y el más importante de todas sus divinidades, ya que este dios fue exclusivo de los aztecas. Los aztecas adoraban a sus dioses en los templos de piedra que construían del mismo modo que los mayas, así que muchos de ellos tenían forma de pirámide. El templo mayor de la capital azteca, Tenochtitlán, fue un enorme edificio con dos templos idénticos en la parte superior, uno dedicado a Huitzilopochtli y otro a Tláloc.

El arte y la arquitectura azteca

Los aztecas eran también excelentes constructores y sus ciudades serían similares a las de los mayas, con grandes templos-pirámides escalonadas de piedra, palacios y esculturas que representaban a sus dioses o a sus reyes y que eran pintados con vivos colores.

También eran grandes orfebres y usaban el oro y las piedras preciosas para elaborar joyas, estatuillas, máscaras y otros elementos decorativos. La cerámica también era usada como elemento decorativo, así que eran habituales las representaciones pictóricas sobre las paredes de las cerámicas o bien eran moldeadas con formas de animales o dioses.

 

Las palabras de origen náhuatl en la lengua española

En nuestro idioma, el español, existen muchas palabras que usamos y que provienen del idioma de los aztecas, el náhuatl:
  • Animales: mapache, coyote u ocelote.
  • Cosas: como tiza (tierra blanca), petaca, canica o hule.
  • Comida: chocolate, cacahuete (cacao del suelo), guacamole, aguacate o chicle.

La educación de los aztecas

Para los aztecas la educación de los niños era muy importante, y obligatoria para todos, niños y niñas. Pero no todos aprendían lo mismo ya que en el futuro hombres y mujeres tendrían diferentes funciones. A las niñas se le enseñaba a llevar un hogar y también trabajos artesanos, y a los niños oficios y el arte de la guerra. También existía diferencia entre los niños nobles y los que no. A los primeros se les formaba para ser sacerdotes, militares, médicos o incluso maestros, pero a los más pobres se les enseñaba un oficio y la guerra.

La llegada de los españoles

Hernán Cortes junto con 600 hombres, 16 caballos y 14 cañones fue el conquistador español que consiguió, con la ayuda de otras tribus como los tatlaxtecas, poner fin al imperio azteca.

En 1519 llegaron a Tenochtitlán a pesar de que el emperador Moctezuma les había enviado tesoros para evitar su llegada. Precisamente esos tesoros fueron un reclamo para los conquistadores, que sobre todo buscaban oro y riquezas. Consiguieron capturar al emperador, pero los guerreros aztecas les atacaron durante “la noche triste” en la que los soldados españoles huyeron con todo el oro y joyas que pudieron coger. Solo dos años después, en 1521, los españoles volvieron y conquistaron los territorios del antiguo imperio azteca.

Templo Mayor Tenochtitlán

Maqueta del Templo Mayor de Tenochtitlán dedicado a Tláloc y Huitzilopochtli

Cocoa pod on a white background.

Imagen de la cacao con sus semillas tostadas

hernan-cortes-y-moctezuma

Representación del encuentro entre Hernán Cortés y el Tlatoani Moctezuma

Si crees que a alguien más le puede gustar este artículo, por favor, compártelo

Shares
Shares
Share This